Fondo Ganadero Familiar

 

 

I. DESCRIPCIÓN:

 

El Fondo Ganadero Familiar es un programa de la Diócesis de San José del Guaviare para familias de escasos recursos económicos, propietarios de fincas, quienes reciben un lote de ganado y mediante procesos de asistencia técnica y formación agropecuaria se comprometen a vivir de actividades lícitas, capacitarse, proteger la naturaleza y mejorar su nivel de vida.

 

 

II. HISTORIA:

 

Ante La angustiosa constatación de la situación de la familia campesina guaviarense, agobiada por la pobreza, la marginalidad, la no rentabilidad de los cultivos de pan coger, la poca presencia del estado y la generalización de los cultivos de coca; Monseñor Belarmino Correa Yepes, primer Obispo del Guaviare, pensó en una posibilidad concreta y viable que se le pudiera ofrecer a los campesinos del Guaviare como alternativa favorable para mermar su grado de pobreza y liberarse de los cultivos ilícitos de la coca.

 

Con el conocimiento que tenía de la región, conocía de sobra que estos campesinos tenían sus fincas sembradas de pastos, aunque estuvieran dedicados al cultivo de la coca. Así, en 1990, se dio a la tarea de montar un proyecto de desarrollo económico y social con base en el ganado. Inicialmente el proyecto fue respaldado por el INCORA y el SENA, quienes colaboraron en la investigación y elaboración del proyecto y se comprometieron a orientar la asistencia técnica y la capacitación de los eventuales usuarios.

 

El proyecto inicial consistió en ofrecerle una oportunidad de rehabilitación económica a treinta (30) familias campesinas beneficiándolas inicialmente con trescientas novillas (300) de vientre.

 

La estrategia escogida fue la de organizar el proyecto como fondo rotatorio, y fue llamado Fondo Ganadero Familiar, que, entre sus compromisos fundamentales contemplaba la protección de la naturaleza y la preservación del medio ambiente.

 

La Iglesia Alemana, a través de Misereor, fue la gran financiadora del proyecto. Las primeras entregas de ganado se hicieron el 27 de junio de 1991.

 

En 1994 la Iglesia Italiana, a través de sus Obispos, financiaron la Compra de la Finca “El Hatico”, en la vereda Nuevo Tolima, para iniciar allí un centro de capacitación de campesinos con el Sena y hacer una finca modelo, al estilo del Guaviare, pero sin coca; con ganado, piscicultura, chivos, aves, cerdos, etc., y para que, una vez recogido el ganado de las familias que ya habían culminado el tiempo de tenencia, se concentraran allí para su mejoramiento, a la espera de ser entregado a otra familia.

 

Fruto del Fondo Ganadero Familiar, un grupo de usuarios creó ASOGEG, Asociación de Ganaderos Ecológicos del Guaviare.

 

 

III. OBJETIVO:

 

Contribuir, mediante la entrega de un lote de ganado bovino, asistencia técnica y capacitación en producción ganadera para que los Usuarios estén en capacidad de:

  • Derivar sus ingresos de actividades lícitas.
  • Realizar su trabajo de modo sostenible, favoreciendo la protección, conservación y aprecio por el agua, la selva y la fauna.
  • Disminuir el área talada y creada en pasto, cada año.
  • Aumentar la productividad bovina.
  • Rehabilitarse social y económicamente.
  • Mejorar el nivel de vida.
  • Promover la participación comunitaria.
  • Promover los sentimientos de solidaridad.

 

 

 

IV. EXIGENCIAS DE DESARROLLO INTEGRAL:

 

Mediante el levantamiento de un plano de la finca del Usuario y un inventario socioeconómico, en la fecha, se procederá a determinar los aspectos ecológicos, sociales y técnicos que se deben desarrollar, teniendo en cuanta los siguientes ítems:

 

1. AVANCE EN LO ECOLÓGICO 

 

- Protección de nacimientos y cauces de agua de la finca y la región.

- Creación y conservación de montes de galería.

- Reforestación de áreas que lo requieran.

- Establecimiento de praderas en silvopastoril.

- Superación de la costumbre de quema de praderas.

- Creación de cercas vivas.

 

En el caso de que se requiera la tumba de montañas y rastrojos o la ampliación de praderas, estas se realizarán de acuerdo a la legislación del Ministerio del Medio Ambiente y serán planeadas con los técnicos del Fondo Ganadero Familiar.

 

2. AVANCE EN LO SOCIAL

 

- Economía basada en el trabajo lícito.

- Mantenimiento de la unidad familiar.

- Participación en actividades de esparcimiento familiar.

- Aceptación de orientación y capacitación agropecuaria.

- Creación y manejo del “hato sostenible” (Solución a necesidades fundamentales de alimentación, salud, vivienda, vestido y educación).

- Concientización y práctica del ahorro.

- Instalaciones limpias, higiénicas y organizadas.

 

 

3. AVANCE EN LO TÉCNICO

 

- Hacer las vacunaciones que ordena el ICA.

- Realizar desparasitaciones internas y externas.

- Suministro permanente de sal mineralizada.

- Establecimiento de bancos de proteínas y praderas enriquecidas.

- Topizar toda cría que nazca.

- Tatuar y numerar todo el ganado.

- Mantener las crías en terneril.

- Construir salegares techados.

- Construir corral para manejo de los bovinos. 

- Mantener registros del ganado actualizados.

- Crear una manga paridera.

 

560

 

 

V. QUIÉNES PUEDEN SER USUARIOS DEL F.G.F.

 

La madre cabeza de hogar con sus hijos y el grupo familiar tradicional (padre, madre, hijos) que:

1. Hayan hecho la debida solicitud al Fondo Ganadero Familiar.

2. Sean propietarios de la finca y vivan en ella.

3. Al momento de hacer la petición al FGF, no posean en su finca cultivos ilícitos propios o ajenos, ni participen de manera alguna en ese negocio.

4. Tengan pastos suficientes para dar un buen manejo al ganado que se les entregará y para el que se aumente en los 3 años siguientes.

5. Dispongan al menos de dos potreros debidamente cercados y con salegares cubiertos en cada uno de ellos.

6. Posean en la finca agua suficiente y disponible para el ganado en el verano.

7. No hayan tenido durante los últimos 2 años más de 20 vacunos de su propiedad.

8. No hayan tenido acceso a programas similares en los últimos cinco años.

 

VI. COMPROMISOS AL RECIBIR EL GANADO.

1. Tener disponible un corral de vareta o chuapo con apretadero, seis meses después de recibir el ganado.

2. Mantener sal mineralizada permanente en el salegar del potrero(s), donde esté pastando el ganado.

3. Construir un terneril antes de cumplir un año de haber recibido el ganado.

4. Realizar las vacunaciones que requiere el ICA en la zona.

5. Cumplir con las siguientes prácticas de protección del medio ambiente:

- No quemar los potreros.

- No tumbar la selva.

- Proteger los nacimientos y corrientes de agua con bosques.

- Mantener potreros en silvopastoriles (Árboles en los potreros)

 

 

VII. MOTIVOS DE EXCLUSIÓN DEL F.G.F.

 

1. Tener cultivos de coca, o traficar con ella o con insumos para actividades ilícitas.

2. Talar bosques o rastrojos o realizar quemas indiscriminadas.

3. Poner en riesgo nacimientos de agua y destruir bosques de galería.

4. Quemar las praderas.

5. Vender o cambiar animales sin autorización.

6. Descuidar y dar mal manejo al ganado del fondo.

7. Incumplir las normas y reglamentos del F.G.F.

 

VIII. ASISTENCIA A USUARIOS

Los usuarios del Fondo Ganadero Familiar serán atendidos periódicamente por los asistentes técnicos del fondo, quienes darán recomendaciones, capacitación y orientación agropecuaria y ecológica para el logro de los objetivos. Igualmente constatarán los avances obtenidos por cada usuario.

El usuario solicitará asistencia técnica cuando lo crea conveniente, así mismo la atención de actividades de beneficio general.

Anualmente se realizará una reunión general de beneficiarios.

 

IX. CONDICIONES Y ACUERDOS GENERALES

1. Cada usuario firmará un pagaré.

2. Todos los animales son legalmente del Fondo Ganadero Familiar de la Diócesis de San José del Guaviare y estarán marcados con el hierro correspondiente.

3. Se establecen tres (3) años como tiempo mínimo de tenencia del ganado.

4. Las crías provenientes del pie de cría serán tatuadas.

5. A los seis (6) meses de edad el número del tatuaje pasará a la pierna derecha.

6. El hierro de propiedad del F.G.F. se colocará en el brazuelo derecho.

7. Toda cría será topizada entre el segundo y el quinto día de nacida.

8. Toda venta o permuta de animales se hará con previa autorización del F.G.F.

9. Cumplido el tercer año de tenencia del ganado se hará liquidación con el usuario, evento en el que regresará los animales comprometidos, más una cuota por cada tres entregados para sostenimiento del programa y aumento del plante.

10. A juicio de los ejecutores, los usuarios tendrán estímulos por el buen manejo del ganado, el mejoramiento progresivo de la finca o por su actitud de participación comunitaria y su sentido de solidaridad. Esto se medirá con el avance integral logrado.

Compartir

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn