Misioneras de María Inmaculada y Santa Catalina de Sena –Madre Laura

 

La Comunidad de las Lauritas con cuatro hermanas y cuatro novicias, hacen que la Iglesia particular del Guaviare sea misionera por naturaleza, su presencia en el Guaviare es gracias al convenio que existe con la diócesis para llevar la evangelización a las comunidades indígenas los Nukak y Jiw.
 
Las Misioneras de María Inmaculada y Santa Catalina de Siena -Madre Laura-Inspiradas en la quinta palabra de Jesús en la Cruz, TENGO SED; anuncian y dan testimonio de la salvación traída por Jesús entre los pobres, preferencialmente los indígenas, Negros y Excluidos. Acompañan los procesos de promoción integral de los pueblos desde las diferentes pastorales e inculturación del Evangelio, contribuyendo a la construcción del Reinado de Dios.
 
Nos proyectamos ser una comunidad renovada, pluricultural, con fuerte experiencia de Dios, orante, fraterna viviendo la pasión por Jesús sediento de la gloria del Padre. Nuestra cultura Congregacional está enmarcada en un profundo Amor a María en su advocación de Madre Inmaculada, es para cada una Madre y Maestra.
 
Concebimos la Naturaleza como lugar de encuentro del ser humano con su Creador. Orar entonces, en la naturaleza, es cultivar una espiritualidad que recupere el sentido de Dios siempre presente en ella y a aprender de los indígenas a amar y respetar la madre tierra valorando su sabiduría, ambiente de vida, lugar de revelación de Dios Amor. 
 
La Inserción en los pueblos indígenas y negros nos ayuda, a ser sensibles y abiertas a sus expresiones de espiritualidad que enriquecen nuestra propia espiritualidad. Por la acción evangelizadora nos esforzamos en el conocimiento de la realidad, los idiomas, las culturas, elaboración y acompañamiento a los planes de vida de los pueblos y desde allí  presentamos la Buena Noticia de Jesús.
 
El estilo de vida Itinerante es una forma de no instalarnos indefinidamente en los lugares y confiar más en su capacidad de construir y ser Iglesia. Con la fuerza del Espíritu Santo y a la luz del mandato de Jesús “Vayan y anuncien el Evangelio”, queremos responder a las nuevas situaciones históricas, sociales y eclesiales, comunicando el amor de Dios y la buena nueva del Reino  en la unidad y comunión eclesial.
 
La Beata Laura Montoya Fundadora, fue una Mujer de gran espíritu Misionero y al mismo tiempo mística contemplativa, humanista, escritora, pedagoga.
 
Nació en Jericó de Antioquia- Colombia, el 26 de Mayo de 1874.
 
El 14 de Mayo de 1914 fundó la comunidad de las Hermanas  Misioneras de María Inmaculada y Santa Catalina de Siena. Murió santamente en la ciudad de Medellín el 21 de octubre de 1949. Fue Beatificada el 25de Abril de 2004 por su Santidad Juan Pablo II.
 
 
Experiencia en el Guaviare
 
 
En el mes de Febrero del año 2008 cuando por segunda vez nace en este Departamento del Guaviare, una de las tantas obras misioneras que concibió la misma Laura Montoya, obras llena de heroicidad, de valor espiritual y social de acercamiento y respeto a las distintas culturas. 
 
Con mucha Gratuidad y bondad de parte de Dios, se abren espacios de discernimiento y experiencias con nuevas comunidades fruto de la reflexión- oración-. Toda esta acción surge como Ambulancia de la casa Provincial y experiencia significativa de equipo itinerante Interprovincial.
 
Nuestra presencia y acción Misionera en esta Iglesia particular comprende la Pastoral Indígena, por legado carismático especialmente a la población vulnerable como son los grupos étnicos Nukak y Jiw.  Así  como también se ha venido contribuyendo a los procesos de organización de cuatro comunidades indígenas Tukano oriental.
 
La realidad social de esta región es impactada por las políticas de estado, narcotráfico, pérdida de valores, desplazamiento forzado, corrupción y exclusión social; realidad que impide que los pueblos se desarrollen e interactúen en todo el conjunto de la sociedad, por el contrario se agudizan los problemas sociales, de descomposición familiar, violación de los DDHH.
 
Esta comunidad realiza trabajo con las pastorales indígena: organización, fortalecimiento a la Identidad cultural, jóvenes, promoción a la mujer, liderazgo, comunión y participación, catequesis y formación a los catequistas, celebraciones de la eucaristía, pastoral de la primera infancia
 
Pastoral urbana: catequesis pre sacramental, pastoral juvenil parroquial, visita a los enfermos (hospital); y área de formación a través de la cual realiza articulación con entidades defensoras de la dignidad humana; pastoral social, CEMI (Centro de Estudios Médicos Interculturales), SENA-Atención a población vulnerable.
 
Actualmente las “Misioneras Lauritas” priorizan el trabajo con la etnia Nukak por la situación en que se encuentran como comunidad en situación de riesgo y desaparición.
 
Se lleva a cabo experiencia de formación en Inserción como un desafío y respuesta al programa de formación  inicial en la Congregación, destacando  la interculturalidad  como elemento en la  comunidad que ha enriquecido la experiencia. La comunidad local resulto un espacio de discernimiento dando la posibilidad de vivir la reflexión –acción.
 
 
Dirección: Calle 22 No 19b – 70
Teléfono: 31338277539

 

Compartir

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn